El uso correcto e incorrecto del gerundio

El gerundio es una forma verbal impersonal que expresa simultaneidad o anterioridad de la acción con el tiempo en que se habla. Las normas básicas de uso son las siguientes:

  1. El gerundio no debe emplearse cuando indica un acto posterior al señalado por el verbo principal, del cual depende. La Nueva gramática de la lengua española señala que el uso del gerundio debe evitarse cuando la acción que denota es posterior a la acción que expresa el verbo principal, como aparece en oraciones como

Incorrecto: «El escritor estudió en Madrid yéndose después a Soria».

Correcto: «El escritor estudió en Madrid y se fue después a Soria».

Incorrecto: «La víctima fue agredida en su casa, muriendo después en el hospital».

Correcto: «La víctima fue agredida en su casa y murió horas después en el hospital».

  1. Sin embargo, se admite este uso cuando las dos acciones son tan inmediatas que prácticamente se entienden como simultáneas. La acción del gerundio debe ser anterior o simultánea a la del verbo principal. Por tanto, debe evitarse el llamado gerundio de posterioridad.

Correcto: «El otro día nos enfermamos andando bajo la lluvia».

(el sujeto concuerda ‘nosotros’ y ambas acciones son simultáneas ‘andar y enfermar’)

Incorrecto: «El nuevo alumno ingresó en la universidad en 2000, graduándose cinco años después».

(graduarse es posterior a ingresar en la universidad)

  1. En la mayoría de los casos, el sujeto del gerundio debe coincidir con el sujeto de la oración principal. (Manual de estilo de Rtves, s.f.)

Correcto: «El abogado defendió sus conclusiones apoyándose en los datos aportados».

(es el mismo sujeto, el abogado, quien defiende y se apoya).

Incorrecto: «Nos encontramos a los alumnos bromeando acerca del percance».

(el sujeto es ‘nosotros’ pero el gerundio se refiere al percance). La ambigüedad se eliminaría si dijéramos:

«Nos encontramos a los alumnos, quienes estaban bromeando acerca del incidente».

  1. La acción que expresa el gerundio debe interpretarse como una circunstancia (de tiempo, modo o condición) de la acción del verbo principal. Es decir, la función del gerundio es siempre de complemento circunstancial. El uso del gerundio será correcto si expresa en qué momento, de qué modo, por qué motivo o con qué condición se da la acción principal.

Eduardo ha aprobado las matemáticas copiando Harás bien poniendo un candado en la bicicleta

  1. El gerundio es un modificador del verbo y, por tanto, no puede calificar a un sustantivo.

Incorrecto: El gobierno ha aprobado un decreto regulando las importaciones asiáticas.

Bibliografía

Manual de estilo de Rtves. (s.f.). Recuperado el octubre de 2020, de http://manualdeestilo.rtve.es/el-lenguaje/6-5-los-verbos/6-5-2-el-gerundio-normas-de-uso/

Fundéu RAE. (2020). Recuperado el 13 octubre de 2020, de https://www.fundeu.es/recomendacion/el-gerundio-con-valor-de-posterioridad-es-incorrecto-825/

Real Academia Española. (18 de marzo de 2020). Recuperado el 13 de octubre de 2020

#Gerundio

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo